Por una justicia realmente humana. El Papa Francisco y el Derecho penal.

00998_23102014

For a real human justice
Por una justicia realmente humana
Audience of Pope Francis / Audiencia del Santo Padre Francisco
to / a
Association Internationale de Droit Pénal
Société Internationale de Criminologie
Société Internationale de Défense Sociale
International Penal and Penitentiary Foundation
World Society of Victimology
Asociación Latinoamericana de Derecho Penal y Criminología
Vatican City – October 23, 2014 – Ciudad del Vaticano

Libro de los discursos del Papa Francisco y de los presidentes de las asociaciones internacionales de Derecho Penal, Criminología, Victimología y Defensa Social. 

Cuando a comienzos de junio recibí la misiva que nos dirigió a la
Asociación Internacional de Derecho Penal y a la Asociación
Latinoamericana de Derecho Penal y Criminología con motivo de
la celebración de nuestros respectivos Congresos, me sentí
profundamente conmovido, tanto por el hecho mismo de que el
Santo Padre prestara atención a nuestras actividades, como,
sobre todo, por el profundo calado y alcance del mensaje que
nos dirigía. Y es que cuando parecen vencer las tentaciones
defensistas a cualquier precio, ignorando todo lo que los estudios
criminológicos más solventes nos enseñan acerca de las
verdaderas causas del delito y sobre la realidad cotidiana de
quienes sufren la justicia penal, poniendo la confianza en la mera
respuesta punitiva, cada vez más dura en su extensión y en su
ejecución, la lectura de las reflexiones del Papa Francisco me
resultó ciertamente muy reconfortante. La propuesta de esa
“asimetría necesaria” entre el delito y la pena (“un ojo o un diente
roto no se remedia rompiendo otro”) supone un decisivo cambio
de paradigma al romper con el tradicional discurso retributivo -en
el que la pena es vista como un mal que se añade al mal del delito
(supuestamente, para contrarrestarlo)- y colocar a la víctima en
el centro del debate de la intervención penal. Como dice el Santo
Padre “se trata de hacer justicia a la víctima. no de ajusticiar al
agresor”: una justicia que reconozca cómo “no pocas veces la
delincuencia hunde sus raíces en las desigualdades económicas
y sociales y en las redes de corrupción y en el crimen organizado
que buscan cómplices entre los más poderosos y víctimas entre
los más vulnerables”; una justicia, por tanto, no concentrada en
el pasado, sino, a partir de la valoración de lo sucedido, volcada
al futuro, a la reconstrucción de las relaciones interpersonales y
sociales rotas o heridas; una justicia “humanizadora”, “genuinamente
reconciliadora”, en la línea de las tendencias más
actuales de la llamada justicia reparadora o restaurativa.

Como resultado de nuestro interés en comentar con el Papa
nuestras inquietudes comunes sobre estas cuestiones, una
invitacióna una Audiencia Privada en el Salón de los Papas, en
el Vaticano, el jueves, 23 de octubre de 2014 siguió al primer
intercambio de cartas. Una invitación que hicimos extensiva al
Comité de Coordinación de las Cinco Grandes Asociaciones
activas en los campos del Derecho penal y penitenciario,
criminología, victimología y política criminal.
En efecto, en 1963, la Asociación Internacional de Derecho Penal,
la Sociedad Internacional de Criminología, la Fundación
Internacional Penal y Penitenciaria y la Sociedad Internacional
de Defensa Social, comenzaron a reunirse cada cinco años
celebrando un coloquio conjunto, en Italia, organizado por Adolfo
Beria di Argentine, Secretario General Permanente del Centro
Nazionale di Prevenzione e di Difesa Sociale, de Milán, con el fin
de aportar una reflexión conjunta a la agenda de los Congresos
quinquenales de las Naciones Unidas sobre Prevención del Delito
y Tratamiento del Delincuente. La experiencia de esta
colaboración llevó en 1982, con ocasión del décimo aniversario
del Istituto Superiore Internacionale di Scienze Criminali
(Siracusa), a la creación de un “Comité Internacional de
Coordinación”, integrado por los cuatro presidentes y secretarios
generales. Reunidos en 2006 en San Sebastián, por invitación
del Instituto Vasco de Criminología, los representantes de
aquellas Asociaciones y de la Sociedad Mundial de Victimología
decidimos relanzar y dar más fuerza al Comité Internacional de
Coordinación, para asegurar una presencia más importante y
directa de nuestras asociaciones y de nuestros mensajes y
propuestas comunes en el plano internacional y regional.
El presente libro contiene los mensajes intercambiados por el
Papa Francisco y los Presidentes de las Cinco Grandes
Asociaciones con ocasión de la Audiencia Privada. También se
incluyen en anexo las cartas que prepararon la visita, así como
los mensajes de los Papas Pío XII y Pablo VI a los participantes
en los Congresos de la AIDP celebrados en Roma, en 1953 y
1968, con una presentación del Presidente del Grupo italiano
de la AIDP, Alfonso Stile.

Descargar libro completo

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.